Comfia Seguros

Buscar

Ir al Contenido

Menú Principal:


D.T. tercera. Abono de parte de la indemnización por el Fondo de Garantía Salarial en los nuevos contratos de carácter indefinido.

Reforma laboral > Disposiciones Transitorias del RD 10/2010

Real Decreto Ley 10/2010 de medidas urgentes (RDL)

1. En los contratos de carácter indefinido, sean ordinarios o de fomento de la contratación indefinida, celebrados con posterioridad a la entrada en vigor de este real decreto-ley, cuando el contrato se extinga por las causas previstas en los artículos 51 y 52 del Estatuto de los Trabajadores o en el artículo 64 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, una parte de la indemnización que corresponda al trabajador será abonada directamente por el Fondo de Garantía Salarial en una cantidad equivalente a ocho días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores al año.

2. La indemnización se calculará según las cuantías por año de servicio y los límites legalmente establecidos en función de la extinción de que se trate y de su calificación judicial o empresarial. No será de aplicación en este supuesto el límite señalado para la base del cálculo de la indemnización previsto en el artículo 33.2 del Estatuto de los Trabajadores.

3. El abono procederá siempre que el contrato haya tenido una duración superior a un año y cualquiera que sea el número de trabajadores de la empresa. En los contratos de duración inferior la indemnización establecida legalmente será abonada totalmente y a su cargo por el empresario.

4. A los efectos previstos en esta disposición, el empresario deberá hacer constar en la comunicación escrita al trabajador el salario diario que haya servido para el cálculo de la indemnización a su cargo, en los términos que se determinen reglamentariamente.

5. El abono del 40 por ciento de la indemnización legal en las empresas de menos de 25 trabajadores, para los contratos de carácter indefinido, sean ordinarios o de fomento de la contratación indefinida, anteriores a la entrada en vigor de este real decreto-ley, se seguirán rigiendo por lo dispuesto en el artículo 33.8 del Estatuto de los Trabajadores.

6. El abono de parte de la indemnización a que se refiere esta disposición se financiará con cargo al Fondo de Garantía Salarial.

7. Lo establecido en esta disposición será de aplicación hasta la entrada en funcionamiento del Fondo de capitalización a que se refiere la disposición final segunda.

Comentarios

Esta reforma es una de las de mayor trascendencia del RDL, en tanto que altera significativamente el régimen indemnizatorio existente hasta ahora.
La previsión de que sea el FOGASA, en lugar de la empresa, el que pague ocho días de la indemnización que le corresponde al trabajador con contrato indefinido, ya sea este ordinario o de FCI, por despido objetivo (art. 52 ET) o por despido colectivo, dentro (art. 64 Ley Concursal) o fuera del concurso (art. 51 del ET), supone una devaluación del conste del despido para las empresas, con repercusiones para la estabilidad del empleo de los trabajadores, y ello porque la financiación por el FOGASA de parte de la indemnización, aunque el despido sea declarado o reconocido por el empresario como improcedente, conllevará una perdida del papel disuasorio que hasta ahora han jugado las indemnizaciones en las extinciones de los contratos.

Así mismo
provocará para los trabajadores un retraso en el cobro de parte de su indemnización por despido, motivado por el incremento de las prestaciones a pagar por el FOGASA, sin que se contemple un incremento de las cotizaciones empresariales, unido a la menor recaudación actual.

Esta previsión se aplicará a todos los contratos indefinidos firmados a partir del 18 de junio de 2010, y extinguidos con más de un año de antigüedad, y solo hasta que entre en vigor el Fondo de Capitalización, que en principio está previsto para el 1 de enero de 2012. .
El FGS pagará 8 días de salario por año de antigüedad sea cuál sea el número de trabajadores de la empresa, pero sólo si el contrato indefinido ha tenido una duración superior a un año. Si el contrato es inferior a 1 año de duración en el momento de la extinción, la indemnización deberá ser pagada íntegramente por la empresa.

En un futuro próximo, 2015, costará para el empresario lo mismo la extinción de un contrato temporal (12 días por año) que la extinción de un contrato indefinido por causas económicas, técnicas, productivas y organizativas procedentes (20 días – 8 días a pagar por el FOGASA = 12 días).

Página de inicio | Consultas | Reforma laboral | Convenio Prevención | Mapa del Sitio

Buscar

Regresar al contenido | Regresar al menú principal